Português English Español


Solar da Salvadoura



Ubicado en la parroquia de Goães, municipio de Amares, a 20 km del centro de la ciudad de Braga y a 30 km del Complejo Aguas Termales del Gerês y del Parque Nacional Peneda-Gerês, el Solar da Salvadoura se inserta en un entorno bucólico y exuberante. Esta hermosa casa de campo, un lugar verdaderamente mágico y espiritual, está dotado de árboles de varias especies, cientos de los cuales son los cítricos verdes.
Aire y agua pura, rara belleza y puntos de vista de largo alcance.

Los miembros de la  familia Azevedo e Sousa , han sido desde los tiempos medievales señores de tierras como 'Entre Homem e Cávado', 'S. João de Rei' o aún 'Terras de Bouro'. Entre sus antepasados tenemos personajes heroicos e históricos tales como D. Egas Moniz (asistente del rey D. Afonso Henriques) y D. Lopo Dias de Azevedo (asesor del Rey D. João I y uno de los capitanes más esforzados de la batalla de Aljubarrota en agosto del año 1385, en la que fue nombrado caballero por el mismo rey. Capitaneando un barco y seguido por sus hijos, participó en la ‘Conquista de Ceuta’ . Alcalde de Lindoso y Señor de Intereses y Bienes de las  tierras citadas, y de otros más logrados por descendientes suyos).

El eminente genealogista e historiador Anselmo Braamcamp Freire dice que ha sido con Lopo Dias de Azevedo que el clan 'Azevedo' se instituyó en Portugal. Por lo tanto puede decirse que la Salvadoura es una de las cunas de esta familia. Este espacio, pequeña pieza de de la historia portuguesa, se dedica al disfrute de sus usuarios, siempre con el afecto, la amistad y la tradición de hospitalidad de la gente de Amares.

Sean pues bienvenidos a la tierra de las famosas naranjas y del maravilloso vino verde, de la buena gastronomía, de los monumentos antiguos, y del paisaje verde y florido. Expresado en el lema del municipio: "Se Amares Amares, Amares será verde". Por lo tanto, Amares seguro te amará.

Por todo esto, para el descanso o la recreación, tenga su casa - en este ambiente de éxtasis - con autonomía e independencia.
Para disfrutar y regocijarse con los amplios espacios verdes de campos y montañas.
Para disfrutar del sol, de la piscina e incluso de la cantilena constante de los pájaros.
En una vivienda del tipo T0 o incluso en otra del tipo T3 (totalmente equipadas) y donde podrá confeccionar sus comidas.
En un solar con seis confortables suites donde también puede disfrutar de los espacios comunes (salas de estar e salón de juegos) y, por supuesto, de la granja, de la piscina y de la capilla. Aquí tendrá el desayuno a su disposición.
 
 
El origen del nombre Salvadoura

1- Por haber sido la casa que se salvó. Era en la época medieval un “Couto de Homiziados”, o sea, local de refugio de los perseguidos por la justicia que aquí encontraban asilo. En él, sabiéndose  libres de la persecución, exclamaban: “ya estamos en nuestra Salvadoura”. El nombre se instaló hace muchos siglos, para la casa, para la granja y para el lugar.

2- La leyenda le atribuye el nombre de Salva D’Ouro. Esta nos cuenta que cuando el Rey D. Manuel I iba en peregrinación hacia Santiago de Compostela, siguiendo una vía por el Gerês (Geira Romana), allí se quedó solicitando agua, que le fue servida en una Salva D’Ouro.  Admirado por encontrar un objeto tan precioso en un lugar tan apartado, la nombró en honor la Casa de la Salva D’Ouro.

La casa de la Salvadoura y su capilla invocando Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (esta última construida en 1604 y consagrada en 1605, para que en ella fueran sepultados los señores de la casa) fueron atacados y casi destruidos al menos dos veces.
La primera vez en marzo del año 1809, con el paso de las divisiones del ejército del mariscal Soult (segunda invasión francesa).
La segunda en 1910 con el establecimiento de la república portuguesa.
No obstante las vicisitudes del tiempo y de los hombres, y también el hecho de la Salvadoura no tener ya su antigua grandiosidad, urbana o rural (también en Oporto y Évora), se ha podido mantener, sin embargo, la base central de lo que es el Solar da Salvadoura y su granja con los edificios viejos. Y esto siempre en la familia Azevedo e Sousa, que también conservan los mismos apellidos desde la orígenes: Azevedo e Sousa. 
 

 

Desarrollado por Arte & Desígnio e Ideia CRIATIVA